Menu
Menu

Blog

Grandes de la cocina se instalan en destinos turísticos tradicionales. Por Manu Balanzino

Post escrito por Manu Balanzino, director de The Gourmet Journal, invitado especial del primer #GastroDebate.

 

Emprendemos rumbo a disfrutar de un día de gastronomía. Sin duda, hablar de cocina es también hablar de turismo, viajes y varias cosas. ¡¡Acompáñenos!!

Muchas veces intentamos maridar gastronomía y turismo, incluso gastronomía con cultura. Pocas discusiones hay en que la cocina está arraigada a las esencias culturales, ya sea porque muchos platos provienen de los musulmanes o de las poblaciones que estuvieron presentes en nuestro país. Pero se pone un poco más complicado al hablar de gastronomía y turismo, debido a que esta moda data de poco tiempo atrás.

Será porque normalmente no hemos considerado la gastronomía como un método de atracción de clientes o porque no creíamos que esta unión iba a ser prolífica y expansiva.

También podríamos pararnos a pensar sobre la rápida proyección de nuestros grandes chefs españoles y, en general, de nuestra gastronomía como marca mundialmente reconocida. Y aquí debemos añadir y subrayar que no hay que olvidarse que los vinos españoles compiten en la élite de los caldos nacionales, contando nuestra tierra con la mayor extensión de viñedos.

El 58% de visitantes de otros países relacionan la paella con España y el 64%, la sangría

Pero volvamos al tema principal, gastronomía unida al turismo: ¿Es viable?. Sí, cada vez más los extranjeros se desplazan hasta diferentes zonas buscando el buen yantar. Zonas tales como San Sebastián, Madrid o Barcelona se llevan la palma con respecto a la influencia de comensales que desean degustar la rica variedad de platos. Además, en zonas que normalmente se definían y se definen de “sol y playa”, ya nos podemos encontrar gastronomía de primer nivel y merecida de varios premios.

“El chef del Mar”, Ángel León, Quique Dacosta o Dani García, con sus locales en zonas más turísticas pero con menos fama gastronómica, desempeñan un papel fundamental para dar a conocer que en estos lugares hay mucho más que “pescaito” frito y buenas playas.

Claro ejemplo es nuestro amigo Ángel, a quien siempre he apoyado y apoyaré día a día. Que le digan a él lo complicado que es abrir un sitio en el que abunda el turismo pero donde sólo se valoraban los productos del mar.

Hay que pararse a reflexionar y pensar, ¿encabezará la gastronomía española las estadísticas turísticas en unos años?

Entradas Relacionadas:

Volver al listado

Comentarios

Deja un comentario

Volver al listado