Menu
Menu

Blog

Churros con chocolate: la combinación más castiza de Madrid

Uno de los alimentos más característicos del Madrid castizo son los churros con chocolate.Tanto en el desayuno como en la merienda es uno de los dulces más apreciados tanto por los propios madrileños como por quienes vienen a visitar nuestra ciudad.

Los churros son una masa compuesta por harina, azúcar, agua y sal que bien se hace en lazos, siendo su forma más tradicional, o en forma de palos, también denominados chiribiquis. Los churros, por tanto, no han de confundirse con las porras, puesto que aunque su composición es parecida, estas últimas tienen además una pizca de bicarbonato que hace que su masa sea un poco más esponjosa, además de las notables diferencias en tamaño que tienen ambos.

Antiguamente en Madrid los churros eran conocidos con el apelativo de ‘verbeneros’, dado que era común que se sirviesen en verbenas como la de la Virgen de la Paloma y aún, a día de hoy, siguen siendo un elemento definitorio de estas fiestas populares. No obstante la tradición de comer churros no se limita únicamente a festividades señaladas, sino que es común su ingesta en cualquier fecha del año, aunque con mayor presencia en el invierno al estar acompañados de una taza de chocolate caliente y con el paso del tiempo su consumo se ha convertido en un acto social.

En el Mercado de San Miguel no podíamos ser ajenos a esta tradición, y el Horno de San Onofre nos ofrece esta delicia gastronómica elaborada con la máxima calidad, ya que los churros y el chocolate están hechos en su punto justo. Además, teniendo en cuenta que la lluvia será una constante a lo largo de este fin semana, qué mejor modo de pasar la mañana o la tarde degustando este capricho madrileño resguardado bajo las cristaleras de nuestro Mercado.

Entradas Relacionadas:

Volver al listado

Comentarios

Deja un comentario

Volver al listado