Menu
Menu

Blog

El Cocido Madrileño al más puro estilo de la capital

Con motivo del día de San Isidro, patrón de la ciudad de Madrid, haremos honor a este magnífico plato, delicia de reinas y menú de humildes en épocas pasadas: el Cocido Madrileño.

Los orígenes de este plato bien pueden estar difusos e incluso, enfrentados por distintas culturas; lo que sí es cierto es que ya pertenece al imaginario gastronómico colectivo de la península, y sobre todo, de Madrid. Sus ingredientes, como bien es sabido, se caracterizan por las proteínas y los hidratos de carbono. Y aunque su consumo es más típico en invierno que en verano, bien puede calificarse como atemporal, pues se trata de un plato sustancioso y muy recurrente.

Como protagonista de la receta se encuentran los garbanzos, seguidos por las diversas carnes o viandas, que son cocidas previamente y se pueden dividir en tres: de cerdo, ternera y ave. Para un cocido bien nutrido, lo ideal sería encontrar un poco de todo: morcillo, tocino de cerdo, pechuga de pollo o gallina, y chorizo. El tercer y último protagonista de nuestro plato es la verdura, ésta se cuece por separado, excepto la patata, que se hace junto con las carnes. Podemos encontrar un gran variedad de vegetales como la zanahoria, la col, acelgas, el repollo o la judía verde.

Una de las peculiaridades de este cocido es que se sirve en dos o más tandas, llamadas “vuelcos”. En el primer vuelco se sirve la sopa o caldo donde se han cocido las carnes, a ésta se le añaden fideos normalmente. Tras terminar este paso, los comensales se sirven los garbanzos en un segundo vuelco, junto con las carnes y verduras, si lo desean.

Como bien dicen los expertos de la gastronomía tradicional, este plato es de los de “hacerse solos” o que parece que tenga “responsabilidad propia”, debido a su carácter solitario, pues los diversos ingredientes se dejan a cocer y el cocinero en sí sólo tendrá que encargarse de juntarlos una vez estén hechos.

Para finalizar, relatamos una anécdota que hace referencia a nuestro párrafo de introducción. La reina Isabel II era tan aficionada a este plato, que encargaba grandes pucheros de cocido madrileño para que se los llevasen a la corte y poder disfrutar de él.

Así que ya sabéis, podéis disfrutar estos días de tan exquisito y nutritivo menú, pudiendo adquirir los distintos ingredientes en los puestos más selectos de nuestro Mercado:

 

Entradas Relacionadas:

Volver al listado

Deja un comentario

Volver al listado