Menu
Menu

Blog

El merengue, el postre más esponjoso

Nuestro Mercado es un paraíso para todo el que disfrute con la comida. Bien sea con productos salados o dulces, cualquiera que pasee bajo nuestra centenaria estructura encontrará un capricho con el que sorprender a su paladar.

Hoy queremos hablaros de una de esas delicias que podréis encontrar en nuestros puestos y que es uno de los productos que más pedís en vuestras visitas al Mercado. Nos referimos a los merengues.

El merengue es un dulce hecho con clara de huevo batida y azúcar al que se le añade aromatizantes como vainilla, coco o almendras que intensifiquen su dulzura. Son de consistencia muy esponjosa, aunque también pueden quedarse duros si son horneados.

Existen varias teorías respecto al origen de este singular postre: la más aceptada sostiene que el merengue se inventó en torno a 1600 por un pastelero residente en el pueblo suizo de Meiringen (de ahí su nombre) y que en la época de Luis XV se introdujeron en Francia. Juan de la Mata, en “Arte de la Repostería” de 1747 habla de estos dulces en la obra, destacando su sabor.

Como hemos dicho, la consistencia del merengue es debida a la unión entre el aire y el agua y las proteínas de la clara del huevo. Al batir rápidamente las claras se hacen burbujas de aire muy pequeñas que son rodeadas por las proteínas. Al terminar el batido se añade el azúcar y puede hornearse para que tenga un aspecto mucho más esponjoso.

El Horno de San Onofre prepara estos deliciosos pasteles en nuestro Mercado y despiertan la curiosidad de quienes se acercan por su puesto. Presentados en varios colores os garantizamos que degustarlos es una experiencia irrepetible que sorprenderá vuestro paladar. Y si con los merengues no os resulta suficiente encontraréis un sinfín de dulces y pasteles que seguro os harán disfrutar de su sabor con una sonrisa.

Entradas Relacionadas:

Volver al listado

Deja un comentario

Volver al listado