Menu
Menu

El Mercado

montaje-fotos-Mercado2

El mercado

El Mercado de San Miguel es un lugar histórico y monumental, cargado de reminiscencias literarias. Emplazado en el corazón del Madrid castizo, se halla en la zona de mayor personalidad de la ciudad y mejor oferta comercial, cultural y de ocio.Ahora está escribiendo una nueva página de su historia con el objetivo de aglutinar a los mejores comerciantes, profesionales, expertos y entusiastas de sus respectivas especialidades.

Son aquellos cuya oferta justifica el desplazamiento hasta el centro de Madrid, pero sin abandonar su vocación de mercado tradicional enfocado a la compra diaria. Una oferta vinculada a la calidad, a la frescura, y a la temporalidad de los alimentos, respondiendo al reciente interés por la Gastronomía que la ha convertido en un autentico hecho cultural. El Mercado de San Miguel pretende llegar a ser un Centro de Cultura Culinaria, donde el

protagonista es el producto, y donde tengan presencia activa todos los grandes hechos y acontecimientos del universo de la alimentación. Un lugar de encuentro, dirigido al cliente, al profesional, al gourmand, al que busca información y consejo. Un lugar dónde, además de hacer la compra cotidiana, se pueda participar en actividades, degustar lo que se va a llevar a casa o, simplemente, pasear o tomar algo.Un mercado tradicional con las ventajas de los nuevos tiempos.

El concepto

Ser una comunidad de empresarios. Cada uno experto en su campo y entusiasta de su producto.
Ser el templo de los productos frescos donde el protagonista no es el cheff, sino el género.
Permitir recuperar la “temporalidad” de la oferta de los mercados, restituir el protagonismo a los cambios estacionales.
Ser un colmado a gran escala. Con degustación, es decir, comida informal.
Tener un horario acorde a las actividades y a las necesidades de los consumidores, es decir, muy amplio.
Disponer de medios humanos, técnicos e industriales para realizar an?lisis sensoriales, catas y juicios gastronómicos.
Hacer hincapié no sólo en la información del consumidor, sino en su formación.
Ser un reflejo de la pluralidad gastronómica de España.
Tener una presencia constante de la cultura gastronómica, mediante cursos, presentaciones, ferias, etc.
Estar incorporado a la visita cultura de Madrid, con un espacio para conferencias, recitales, conciertos, etc.

El edificio

El mercado de San Miguel es el único mercado en hierro que ha llegado hasta nuestros días, una vez desaparecidos los formidables ejemplos de La Cebada y Los Mostenses. Está considerado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento. Situado en la plaza de San Miguel con fachadas a la Plaza del Conde de Miranda y a la Cava de San Miguel. Su construcción, bajo la dirección de Alfonso Dubé y Díez, se concluyó en 1916.

Instalado en su origen al aire libre, en 1835 se realiza un proyecto, por Joaquín Henri, para cubrirlo, del que sólo se ejecutan más que unas portadas, eliminando el mal efecto que a la plaza le producían los cajones dispares en los comerciantes. En 1911 se encarga el proyecto definitivo a Alfonso Dubé.

Consta de una planta baja con estructura metálica de soportes de hierro fundido y un sótano para almacenes.