Menu
Menu

Category Archives: GastroCultura

Sin cerveza y pintxo, no es verano

¿Se te ocurre alguna combinación más adecuada para el verano que una cerveza bien fresca y un delicioso pintxo? Estés o no de vacaciones, seguro que tu cuerpo te agradece el regalo.

Con el sol apretando y las temperaturas disparadas, lo que nos apetece a cualquier hora es una bebida refrescante. Y si puede ser acompañada con algo ligero pero sabroso para picar, mejor que mejor. Los incondicionales de la cerveza y el pintxo se mantienen fieles a su pasión durante todo el año, pero sin lugar a dudas el verano es la época en que todos sentimos el mismo antojo.

Continue reading ...

Sushi casero: makis de salmón y aguacate

makis
El sushi ha aterrizado con fuerza en nuestras tierras y no parece que vaya a ser fácil desintoxicar de esta delicia nipona a los miles de adeptos con los que cuenta en España.

¿Qué tendrá ese arroz con pescado crudo y verduras que lo hace irresistible? Pues, bien, hoy vamos a desvelarte el secreto y a enseñarte cómo preparar makis de salmón con aguacate casero. ¡Verás qué sencillo resulta! Y, para tu sorpresa, te darás cuenta de que la mayor parte de los ingredientes que vas a necesitar los tienes escondidos en las alacenas de casa. A excepción, del salmón, que deberá ser fresco y es aconsejable haberlo congelado previamente a consumirlo a fin de evitar el anisakis, y el aguacate.

Continue reading ...

Sales del Mundo, dale un toque diferente a tus platos

sales del mundo

¿Alguna vez te has preguntado cuántos tipos de sal existen en el Mundo? A pesar de que en nuestro día a día solo tengamos contacto con la sal común o la sal de mesa, ello no quiere decir que no se nos presente ante nuestro paladar un mundo entero por descubrir.

Para empezar, podemos encontrar la sal bajo las siguientes denominaciones: sal refinada (que es la que todos conocemos), escamas de sal, sal de mar, flor de sal y sal de roca. Ahora bien, tipos de sales hay muchísimas, tantas que en EEUU se ha creado hasta una Asociación de Selmeliers, cuya función es asesorar a los comensales y a los chefs sobre qué sal le va bien a cada plato.

Continue reading ...

Diferencias entre el salmorejo y el gazpacho. Recetas frías para el verano

Llega el verano y con las altas temperaturas lo que más le apetece al cuerpo son entrantes ligeros y fresquitos. Por ello, os proponemos dos clásicos de estas fechas de la gastronomía española: el gazpacho y el salmorejo.

Si bien ambas recetas fueron ideadas en tierras andaluzas, el gazpacho y el salmorejo, como en el fútbol, tienen sus propios adeptos por toda la Península Ibérica e, incluso, gozan de reconocimiento internacional.

A la hora de ponernos con las manos en la masa, en ambos casos necesitaremos de un kilo de tomates frescos, ajo, aceite de oliva y sal. Veamos, pues, cuáles son las principales diferencias entre ambas preparaciones culinarias.

En primer lugar, mientras que para la elaboración del salmorejo tan solo necesitaremos de tomates, agua, ajo, aceite de oliva virgen extra y sal, para el gazpacho precisaremos de todo un repertorio de hortalizas: pimiento verde, pepino y cebolla, así como, de 1 diente de ajo, un vaso de agua fría, un chorro de vinagre blanco, aceite de oliva virgen extra y sal.

En segundo lugar, una pieza clave en el sabor y la textura de ambos platos es el pan. Mientras que en el gazpacho en caso de añadirlo, echamos pan duro, la base del salmorejo es la miga del pan de Telera, lo que le proporciona esa textura más espesa y granulosa, frente a la líquida del gazpacho.

En tercer lugar, el salmorejo no se toma únicamente con cuchara, como el gazpacho. En las tascas cordobesas el plato estrella son las berenjenas en tempura con salmorejo. Igualmente, en ocasiones puede ser un condimento perfecto para tostas y sustituir, de este modo, la mayonesa en un sandwich vegetal o acompañar exóticos platos como el Tabbouleh.

Por último, en cuanto a la presentación final de ambos platos, en la variedad está el buen gusto y cada persona lo presenta de una forma distinta. Por lo general, se sirven en frío en un vaso de cristal o un recipiente cóncavo con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, cubierto en el caso del gazpacho con picatostes o, si se busca dar una nota de color, de las hortalizas picadas que se han empleado en su elaboración. En el caso del salmorejo, sin embargo, su superficie se cubre con virutas de jamón ibérico y huevo duro desmenuzado.

Y, como era de esperar, hay quienes no han podido resistirse a innovar y alejarse del sabor tradicional andaluz de las dos sopas frías y han creado diversas variantes, la mayoría de ellas fusionando la receta tradicional con frutas: sandía, fresas, cerezas, melón, con otras hortalizas como la remolacha y las zanahorias e, incluso, con el marisco, siendo la base de navajas, bogabante, langostinos y chopitos.

Igualmente, para los amantes de la carne, existe el gazpacho manchego o galiano elaborado con trozos de torta cenceña manchega desmigada y piezas de caza menor como la carne de conejo, pollo, liebre o pérdiz. Ahora bien, con estas temperaturas no os lo recomiendo, pues se trata de un guiso caldoso y se sirve en caliente.

¡Con este sol y abierto el apetito, solo nos queda animarte a venir al Mercado a los puestos de La Flor de San Miguel y El Señor Martín y disfrutar de un buen salmorejo y gazpacho!

Continue reading ...

Celebra el Día de la Región de Murcia con lo mejor de su gastronomía

¿Sabes por qué el día 9 es un día muy bonico para los murcianos? Porque tal día como hoy de 1982 el Rey firmó el Estatuto de Autonomía. Para celebrarlo, te hemos diseñado un menú muy especial y de fácil elaboración que incluye los sabores típicos de la gastronomía murciana.

Como entrantes te proponemos una tapa de zarangollo murciano y otra de marinera.

Para la preparación del zarangollo tan solo necesitarás: calabacines, cebolla tierna, huevos, aceite de oliva y sal. Tras haber lavado la verdura y haber cortado en aritos la cebolla y rodajas el calabacín, nos disponemos a cocinarlos a fuego lento en una sartén con un buen chorro de aceite de oliva. Pasados unos 20 minutos, añadimos los huevos y los revolvemos en la propia sartén con el resto de ingredientes hasta que se cuajen. Esta tapa puedes servirla caliente o fría.

Continue reading ...